Velero Kundalini

Created in 2013

Me fascinó  el equilibrio tan grande que transmitía esta obra. Estuve observándola largo tiempo y luego, reflexionando al llegar a casa, me di cuenta de todo lo que llevaba dentro este velero… Por un lado, el velero navega gracias al impulso del aire. Al elegir la autora un navío como protagonista, ya te muestra que ella se mueve por este elemento con soltura y dominio. El aire, para que esta reflexión se entienda mejor, representa la mente, los pensamientos. Es el elemento, desgraciadamente, que tiene presa la cultura occidental desde hace años, dentro de unos límites dañinos. La mente siempre te llevará a lugares conocidos y necesitamos abrazar lo desconocido cuanto antes.

El velero se mueve gracias al viento, pero lo que surca es el mar: segundo elemento. El mar representa el mundo de las emociones, los líquidos de nuestro cuerpo, nuestras lágrimas -saladas como el océano-, y nuestro sudor, nuestro esfuerzo, nuestra agua de vida. Bien mirado nuestro planeta debería llamarse agua, en lugar de tierra, ¿no creéis?

Los elementos con los que está confeccionado el velero pertenecen a la tierra; de ahí salieron el hierro, la corteza, la liana y el papel. La tierra es el tercer elemento que ha manejado la autora para crear esta magnífica pieza. La tierra representa todo lo material de nuestra vida: el dinero, el hogar, nuestro propio cuerpo, la capacidad de hacer brotar vida, las raíces de la familia.

Y para finalizar, quedaba darle a la obra la chispa que lo encendiese todo. Una vez representados los tres primeros elementos: aire, agua y tierra… ¡Faltaba el fuego! Y ese justo es la Kundalini. La Kundalini es una energía que está dentro de todos los seres humanos, durmiendo a la altura de la zona del perineo. La Kundalini está representada en forma de serpiente. Si la serpiente se despierta, si se enciende, uno puede literalmente ver a Dios. Eso dicen los que lo han experimentado.

Quizá tardemos algunos años, o algunas vidas, en comprobar el efecto del despertar de la Kundalini, pero lo que sí podemos hacer ahora mismo es gozar de la potencia, la belleza y la dulzura de esta nueva creación de Esperanza F, una joya de nuestro tiempo.

 

Javier Pilar

Elementos

Liana: Selvas de Nha Trang – Vietnam
Corteza: Sierra de la Nieves – Málaga
Papel: hecho a mano en Chiang Mai – Norte de Tailandia
Chia: Un toque de vida.
Soporte: hierro con pátina de óxido tratado

Kunda_all
Kundalini
Brotes vivos de Chia

Detalles
Hacer click para ver las imágenes en grande.

Kundalini
Kundalini

Share this

Share on Facebook ➦